Lifting de muslos

Es un procedimiento dirigido a mejorar la forma y tersura de las piernas. Es particularmente útil cuando se desea mejorar el contorno corporal en una situación en que la piel está descolgada, espontáneamente o tras reducciones importantes de peso. Para ello se tira de la piel en sentido superior y medial a fin de conseguir la tersura pretendida.

La intervención se realiza en quirófano y bajo anestesia general, precisándose ingreso hospitalario durante uno o dos días. Las incisiones deben dirigirse para eliminar la piel sobrante, y por tanto su orientación y extensión dependen de cada caso. A veces se practican solo en la cara interna del muslo, cerca de la ingle, pero puede ser necesario llegar al pliegue glúteo, o bien hacerla circular. Siempre se busca, no obstante, que sean mínimamente visibles.

A través de la incisión se realiza una liposucción y luego se elimina la piel sobrante, en un proceso que lleva de 2 a 3 horas, y que se completa con un vendaje que se mantiene unos días para mejorar el resultado y la cicatrización. Posteriormente debe sustituirse por unas medias especiales, que deben llevarse unas semanas. Tras la retirada de las suturas, la pierna no adquirirá su aspecto totalmente normal hasta pasadas unas semanas más.

Más información sobre lifting de muslos en: https://secpre.org/pacientes/cirugia-estetica/cirugia-de-contorno-corporal/lifting-de-muslos.