Menopausia y calidad de vida

La Menopausia

La menopausia refleja un período clave para la calidad de vida de la mujer. Resulta del agotamiento de la capacidad hormonal de los ovarios, algo que suele presentarse alrededor de los 50 años. Se trata por tanto de mujeres jóvenes, que en muchos casos están en el punto más alto de su vida profesional, de suerte que es importante atender al conjunto de síntomas y riesgos que la menopausia puede suponer.

Un estudio reciente en población general del área de Madrid ha confirmado que un 83% de las mujeres presentan cinco o más síntomas durante este período. Junto a los sofocos, que aunque son los más característicos no son los más frecuentes (aproximadamente los presentan un 50% de las mujeres), puede haber alteraciones emocionales y otros síntomas psicológicos, cambios de peso, sensación de fatiga, dolores articulares más o menos difusos, cambios llamativos en el deseo sexual, sensación de sequedad genital y de mucosas, etc.

Estos síntomas son muy variables en cuanto a su incidencia y a su intensidad, y por tanto, afectan en una mayor o menor medida a la calidad de vida.

Calidad de vida en la menopausia

La calidad de vida es un concepto de la sociedad actual, que no solo pide evitar la enfermedad, sino alcanzar el máximo de escalones de satisfacción de acuerdo a las condiciones que ofrece el entorno y las capacidades funcionales del propio organismo.

Como consecuencia de esta nueva percepción, los últimos años han visto nacer en la medicina moderna una serie de escalas que pretenden dar una idea aproximada del nivel de calidad de vida que vive una persona concreta, y que además permiten medir su progresión, lo que es particularmente útil si se desarrollan estrategias de mejora. Igualmente, la caída en la producción hormonal de los ovarios puede afectar a diferentes órganos y sistemas. Entre los más destacables cabe mencionar:

  • El muy frecuente de la mucosa vaginal, que se siente más seca y con menos elasticidad.
  • Efectos dermocosméticos.
  • Metabolismo general y peso corporal.
  • Otras áreas como la afectación del estado de ánimo, o de la sexualidad, entre otros.

Puesto que la forma en la que la menopausia afecta a la calidad de vida de la mujer cambia en cada caso, se requiere una evaluación propia:

  • La afectación de la calidad de vida puede evaluarse por medio de escalas diseñadas específicamente para atender a las necesidades de este período.
  • Igualmente, la caída en la producción hormonal de los ovarios puede afectar a diferentes órganos y sistemas.