Rinoplastia (cirugía estética de la nariz)

Se trata de una intervención dirigida a modelar la nariz, siendo una de las más frecuentes en cirugía plástica. Con esta intervención se puede reducir o incrementar el tamaño de su nariz, cambiar la forma de la punta o del puente, estrechar la extensión de las alas o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior.

Esta intervención requiere ser practicada en un quirófano y bajo anestesia general, aunque en ocasiones puede hacerse con local y sedación. La intervención dura generalmente entre 1 y 2 horas, pero en ocasiones puede alargarse más. Esencialmente, el cirujano separa la piel de la nariz de su estructura de soporte, constituida por hueso y cartílago, a fin de trabajar sobre ellos para remodelarlos de acuerdo a lo deseado. Finalmente, la piel se adhiere de nuevo sobre la estructura que ha sido modificada. No hay una técnica única, pudiendo realizarse el procedimiento desde dentro de la nariz, para lo cual las incisiones quedan por dentro de las alas de la nariz, o particularmente en los casos más complicados, se puede realizar un procedimiento abierto, donde se realiza la incisión a través de la columela, la banda de tejido vertical que separa ambas aletas nasales.

Tras la cirugía se coloca un cabestrillo sobre la nariz a fin de estabilizarla. También se colocan tapones nasales u otras estructuras blandas a través de los orificios nasales con el propósito de apoyar el septo.

Tras la cirugía, junto a un dolorimiento local y general de la cabeza, que requerirá analgesia, aparecerá una inflamación del área, junto a hematomas que alcanzarán hasta los ojos, y que serán máximos a los 2 ó 3 días. La aplicación de compresas frías lo reducirá considerablemente. En cualquier caso, desaparecerá casi por completo aproximadamente a las 2 semanas. El taponamiento nasal se quitará a los pocos días, lo que ayudará a sentirse mucho más confortable. Al final de una, o a lo más 2 semanas, se retira el vendaje y los puntos. La vuelta al trabajo, si es sedentario, puede hacerse a la semana, pero no se recomienda hacer ejercicio intenso o trabajos bruscos hasta pasadas algunas semanas.

Más información sobre rinoplastia en: secpre.org/pacientes/cirugia-estetica/cirugía-facial/cirugía-de-la-nariz.